No Te Preocupes Mas - Depende en El

¿Sabías que el 40% de la gente se preocupe por cosas que nunca sucederán? 30% se centran en cosas del pasado que no pueden cambiar. 12% se centran en las críticas de otras personas que en su mayoría son falsas. 10% se preocupa por la salud, que empeora con el estrés y un 8% en los problemas reales que tendrán que enfrentar. ¿En qué grupo estás?

Cuando piensas en la superación de la ansiedad y la paralización de la preocupación, no hay mejor ejemplo que Jesús. Cuando Jesús estaba en el jardín de Getsemaní, a horas de ser arrestado y arrastrado lejos, él estaba tan lleno de ansiedad que la Biblia dice que sudó sangre. ¿Recuerdas esa sensación que se tiene cuando se está sentado en la oficina del dentista y puedes oír que el sonido del zumbido de corte de metal? A medida que los sonidos se hacen más fuertes, obtienes escalofríos por todo el cuerpo; la mala clase de escalofríos... bueno imagínate esa sensación, pero mil veces magnificada. Jesús sabía exactamente lo que le iba a suceder. Él no ignoraba el tiempo que estaba a punto de sentir. Y aunque era Dios, el dolor habría sido muy real. Él sabía que se lo iban a llevar. Sabía que iban a escupir en él y arrancarle la barba. Sabía que le iban a poner una corona de espinas sobre su cabeza. Él sabía que lo iban a latiguear con látigos llenos de metal y hueso. Sabía que tendría que arrastrar una cruz casi el doble de su peso encima de una montaña y sabía que iban a clavar clavos a través de sus manos y sus pies, y dejarlo morir. Como colmo, Él sabía que iba a estar solo. Todos sus amigos le abandonarían e incluso su padre, como parte del sacrificio que Él estaba dispuesto a pasar.

PERO... además de todo esto escucha las palabras que Él habló e inspiraron hasta el día de hoy:

No se inquieten por nada, pero en cada situación, con oración y ruego, con acción de gracias, presenten vuestras peticiones ante Dios. Phil. 04:06

Así que no se preocupen diciendo: "¿Qué comeremos? 'O' ¿Qué hemos de beber?" O "¿Qué vamos a llevar? 'Porque los paganos andan tras todas estas cosas, pero vuestro Padre celestial sabe que ustedes las necesitan. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Por tanto, no os preocupéis del mañana: el mañana se preocupará de sí mismo. Cada día tiene suficientes problemas. Mateo 6:31-34
Aunque Jesús sabía todo lo que iba a sucederle, él se sobrepuso a la ansiedad y la preocupación por que su deseo de obedecer la voluntad de Dios era más fuerte que el temor que pronto enfrentaría; porque Su amor por todos nosotros era mayor y a pesar de todos nuestros errores, Él decidió que valía la pena. Y porque sabía que al tercer día resucitaría de nuevo de entre los muertos.

Verás, lo que Jesús nos enseña es que el camino a la conquista de la ansiedad, la preocupación y el miedo es centrarse en las promesas que Dios ha hecho. Mi amigo, Dios es fiel y Él permanecerá fiel a sus palabras siempre! Él prometió NO enviar un reto que no pudieras soportar (Corintios 10:13). También dijo que podemos hacer TODAS las cosas por medio de él que nos fortalecen (Filipenses 4:13) y que debemos depender de Él (Mateo 06:33). Mi amigo, nosotros somos las ramas y Dios es el árbol. Si confiamos en Él y dependemos de Él en toda situación, entonces Él nos librará. Recuerda que Dios es un Dios que obra milagros y Él es el mismo ayer, hoy y siempre.