¿Por Que?

!La Mejor Noticia Que Jamás Hayas Escuchado!

Estas palabras que están a punto de leer son verdaderas. Estas serán la mejor noticia que jamás hayas escuchado en tu vida; en serio! No hay mejor noticia. Y si lo permites … esta noticia va a cambiar tu vida.

Mucha gente sabe que hubo una vez un hombre llamado “Jesús”, que vivió una vida extraordinaria que conmovió a millones de personas hoy en día. Incluso aquellos que no creen en Él, como quien dice ser, están de acuerdo en que Él vivió, y al final de esta extraordinaria vida, Él fue crucificado y murió. Sin embargo, ¿te has preguntado la razón del por qué … la razón detrás de toda la historia? Te aseguro de que el “por qué” es más importante que el “cómo” o “cuándo”.

La respuesta puede parecer simple, pero recuerda, puede cambiarte la vida. Este versículo lo explica todo: “Pues Dios amó tanto al mundo que dio a su único hijo para quienquiera que creyera en Él no se perdiera, mas tenga vida eterna” Juan 3:16

La simple respuesta, amigo mío, es: el amor. Toda la historia es una historia de amor.
Dado que las personas pecaron, estábamos separados de Dios. Sin embargo, Dios sabía que si Él nos dejaba en esa situación pereceríamos. Dios no quería que eso sucediera. Pero Él no podía perdonar todo el asunto, y no tenerlo en cuenta. Imagina a un juez dejando a un criminal en libertad, mientras que la evidencia de sus crímenes era clara para todos. ¿Es este juez “justo”? No. Por tanto, a pesar de que Dios nos quiso perdonar, alguien tenía que pagar el precio… alguien tenía que tomar el castigo por los crímenes cometidos. Dios sabía que si Él nos castigara, nunca seríamos capaces de pagar por todo lo malo que hemos cometido. Y es por eso, Dios envió a su único hijo, que voluntariamente vino a la tierra. Él le enseñó a la gente acerca de Dios y curó a los enfermos. Sin embargo, desde que comenzó a reunir seguidores, algunos en el poder lo empezaron a envidiar, y más aún cuando Él los hizo hacer frente a sus pecados.

Por último, fue traicionado por uno de sus propios seguidores. Fue erróneamente tríada y condenado a morir horriblemente en una cruz. Nadie vino a su rescate. Él murió. Todos los que creyeron en él quedaron con el corazón roto. Su maestro, sanador, consolador, amigo estaba muerto.
Pero su tristeza no duró, porque al tercer día después de su muerte, SE LEVANTÓ DE ENTRE LOS MUERTOS. Sí. Él realmente se levantó de entre los muertos. No metafóricamente, sino sobrenatural y, literalmente, se levantó de entre los muertos. Y Él vive hasta hoy.

Si has leído hasta aquí, creo que es probablemente porque Él está hablando a tu corazón ahora mismo. La respuesta corta a la pregunta de “por qué” Jesús murió por ti y por mí…por todos nosotros es la siguiente: No importa quién eres, o lo que hiciste. Él estaba dispuesto a dar su vida para que podamos ser salvos. Él pagó el precio y se llevó todo el castigo en sí mismo, porque Él es Dios y por lo tanto, él podía tomarlo todo.
Ahora bien, el castigo está hecho y Jesús te ofrece a tu t a mí la oportunidad de ser perdonados de todos nuestros pecados y ser salvo. Él quiere darte una nueva vida.

Acepté a Jesús en mi corazón cuando tenía 18 años. Mi vida no iba tan bien y ahora sé que si Dios no me hubiera salvado, estaría completamente perdido en la oscuridad y sin propósito. Él me dio la mano en mi dolor y culpa, y tiró de mí hacia la luz. Nunca olvidaré eso. Él cambió mi vida y me dio este ministerio para compartir su mensaje a través de la música y lo hago con todo mi corazón.

Si Él lo hizo por mí, Él lo puede hacer por ti. No te va a obligar a venir. Tienes que venir libremente. Dejar de lado todo lo que te está deteniendo y aceptar a Cristo hoy en tu corazón. Si quieres aceptar a Jesús en tu corazón, por favor, repite esta oración conmigo:

“Querido Jesús, ahora me doy cuenta que he pecado contra ti. He roto la ley y merezco ser castigado. Os doy las gracias con todo mi corazón de que enviaste a tu único Hijo a morir por mí en la cruz, aunque yo no lo merecía. Te pido que hoy me perdones todos mis pecados, perdóname por todo lo malo que he hecho. Te acepto en mi corazón como mi Señor y Salvador. Por favor, sálvame hoy y cambia mi vida para mejor”.

Si has orado esa oración sincera y de todo corazón, quiero felicitarte con todo mi corazón. Este será el mejor día de tu vida, te lo prometo. Te animo a encontrar una buena iglesia basada en la Biblia y por favor envíame un correo electrónico o deja un comentario acerca de cómo Dios te ha tocado.

Mucho amor,
Shamiro